Episodio 2 – Actitud, no la ley de atracción que te contaron – Bob Proctor, Tony Robbins.

Hoy quiero seguir hablando un poco de los fundamentos de porque adhiero a la teoría de que el éxito solo depende de nosotros.
 
En uno de los cursos que hice con Bob Proctor antes que muera me vuelve a contar que tanto tu mente como tu cuerpo expresan tu actitud.
 
Nosotros pensamos en dibujos o imágenes. Tenemos una imagen de nuestro cuerpo, pero no tenemos una imagen de nuestra mente. Nadie vio la mente y donde no hay imagen, hay confusión. La imagen es lo que trae orden a la mente.
 
Nuestra actitud hacia la vida es lo que va a determinar la actitud de la vida hacia nosotros.
 
Causa y efecto es una de las leyes de las que habla Bob.
 
Wiliam James de la Universidad de Hardvard dijo que el descubrimiento más grande de su generación fue que «Los seres humanos pueden alterar su vidas alterando las actitudes de su mente»
 
Hay innumerables casos que lo demuestran, desde Cristopher Reeve que en un accidente se corto la conexión de su cuerpo con el cerebro y trabajando logro sentir las caricias de su esposa en una pierna y  mover un dedo, hasta Joe Dispenza donde en un accidente su columna quedo destrozada, le dijeron que iba a estar paralitico de por vida y el hizo un trabajo de autohipnosis y meditación logrando volver a caminar.
 
La mente consciente es la parte de vos que piensa. Tu libre albedrío o libre voluntad se  encuentra en tu mente consciente. Vos podés aceptar o rechazar cualquier idea. Ninguna persona ni circunstancia puede hacer que tengas pensamientos o ideas que no elijas tener. Esto es importante porque los pensamientos que elijas finalmente determinarán los resultados que vas a obtener en la vida. Cuando aceptás un pensamiento, éste queda impreso en tu mente inconsciente.
 
Todo pensamiento que se imprime en tu inconsciente continuamente, una y otra vez, se fija permanentemente en tu mente inconsciente. Las ideas fijas van a continuar expresándose a sí mismas sin ninguna ayuda consciente hasta que sean remplazadas por otras (a las idas fijas se les denomina, comúnmente, hábitos)
 
Los pensamientos o imágenes que se eligen y se graban conscientemente en el subconsciente ponen tu cuerpo en acción. Las acciones en las que estás involucrado determinan tus resultados.
 
Pensamiento, emoción, sentimientos, estrategias, acciones y resultados.
 
Para cambiar los resultados, vas a tener que cambiar los pensamientos, las emociones, los sentimientos, las estrategias y las acciones.  Es así de simple. No lo hagas complicado.
 
Por esto es que es importante realizar afirmaciones diarias. Esto se viene hablando hace décadas, pero no te dicen de que manera declarar estas afirmaciones ni el trabajo que implica hackear a nuestro inconsciente. Te dicen decite eso todo los días y listo. No es así de simple. Con decirme: quiero ganar un millón de dolares, todo los días no ve voy a ganar un millón de dolares todos los días. Esto es lo que la película o el libro EL SECRETO no te cuenta, que detrás de las afirmaciones o la famosa ley de atracción hay ACCIÓN.
 
De esto te quiero hablar en esta serie.
 
Ahora te voy a pedir que formes en tu mente la imagen de una figura humana. Quiero que visualices un tunel imaginario de energía que fluye directamente dentro de la parte de arriba de tu cabeza. Ahora, recordá que dijimos que la parte superior de tu cabeza es tu mente consciente. Ahí tenés las facultades mentales que te dan la capacidad de formar cualquier tipo de idea que quieras. La energía que fluye a tu conciencia no tiene forma. No es positiva ni negativa. Solamente EXISTE. La energía EXISTE, ES LO QUE ES. Tenés la capacidad de formar cualquier imagen que quieras. Vos podés elegir tus pensamientos. Podés formar las  ideas que quieras. Visualizate a vos mismo en posesión del bien o meta que deseás. Conectate visualmente, que sentís al lograr eso, que escuchas que te decís. Repetí las imágenes varias veces, sentí varias veces, escuchate varias veces. Quiero que te visualices a vos mismo haciendo esto en este momento.
 
Ahora vamos a tomar esa imagen y se la vamos entregar al inconsciente. Desde una perspectiva visual, sólo observá esa hermosa imagen de vos logrando lo que deseás, esa imagen flotando a través de la barrera psíquica imaginaria hacia la mente inconsciente. Tené esto presente: la mente inconsciente se encuentra en cada una de las células de tu cuerpo y no tiene la habilidad de rechazar la imagen que le estás dando.
 
La imagen que le estás dando está bañada de emociones porque la mente subconsciente es tu mente emocional. Esto va a controlar tu mente y luego tu cuerpo y por ende tus acciones.
 
¿Te das cuenta de esto? Las imágenes que vos construís a partir de la energía que fluye hacia tu conciencia es donde la actitud realmente comienza y vos estás en control de las imágenes que construís, y esas imágenes controlan los sentimientos, las emociones; y las emociones controlan las acciones.
 
Nuestro ambiente, el mundo que creamos a nuestro alrededor, es en realidad un espejo de nuestras actitudes. Si no nos gusta, lo podemos modificar cambiando de actitud. el mundo no tiene favoritos; es impersonal. No le importa quién logra el éxito y quién fracasa; tampoco le importa si cambiamos o no. Nuestra actitud hacia la vida no afecta al mundo ni a las personas que lo habitan, pero si nos afecta a nosotros mismos.
 
Hay gente que espera que el mundo cambie con respecto a ellos, antes de producir un cambio en ellos mismos y no son lo suficientemente grandes y listos como para, por lo menos, hacer la prueba que va a demostrar donde reside la mayoría de los problemas que tenemos: nuestra mala actitud.
 
Earl Nightingale nos cuenta que  la acción provoca una reacción igual y opuesta. Yo hago algo y del otro lado me hacen algo. Empujo y la otra parte empuja. Mi acción con actitud va a devolver una reacción con actitud.
 
La vida es aburrida sólo para la gente aburrida. Esto es cierto. También se podría haber dicho: «la vida es interesante para la gente interesante» o «la vida es exitosa sólo para la gente exitosa».
 
Si dejamos que los resultados fluyan a nuestro estado consciente, siempre vamos a conseguir los mismos resultados. El ciclo del autofracaso. Ahí es donde las personas cometen su error. Permiten que la cuenta bancaria controle su forma de pensar sobre sus finanzas. Dejan que las radiografías controlen su modo de pensar con respecto a su salud. Dejan que los resultados presentes, en lo que respecta a las relaciones, controlen su modo de pensar en esta área. Dejame decirte que éste es un tremendo error, que casi todas las personas cometen.
 
Negate contundentemente a que los resultados presentes controlen tu manera de pensar.
 
Rompe el patrón que te trajo hasta acá en el ámbito que quieras.
 
Ante de lograr el tipo de vida que querés debés pensar, actuar, hablar y comportarte en todos tus asuntos como lo haría la persona en la que te querés convertir.
 
Las actitudes no son el resultado del éxito. El éxito es el resultado de las buenas actitudes.
 
No pierdas el tiempo hablando de tus problemas o de tu mala salud, a menos que estés  hablando con el médico. Hablar de estas cosas probablemente no te va a ayudar. Ni le va ayudar a los demás.  Las personas exitosas hablan de soluciones.
 
Irradiá una actitud de bienestar y confianza, la actitud de la persona que sabe a dónde va. Vas a descubrir que te van a suceder cosas buenas de inmediato, en 10 días si trabajas esto a partir de hoy en todo momento.
 
Existen solamente dos maneras de cambiar el condicionamiento profundamente arraigado en el inconsciente. Una es a través de un impacto emocional. La otra es a través de la repetición constante y espaciada.
 
Por eso es importante repetirnos todas las mañanas y noches nuestras afirmaciones, eso que queremos lograr. Vamos hackeando por repetición a nuestro inconsciente para que piense en lo que yo quiero que piense.
 
Entonces lo primero que hicimos fue la visualización para grabar por emoción nuestra meta a lograr y luego las afirmaciones, mañana y noche para hackear por repetición.
 
De esta manera comenzaremos a tener otra actitud hacia la vida. Esa actitud que nos va a llevar al éxito.
 
Ya tenemos la lista de creencias que te manejan que te pedí que hicieras en el podcast anterior. Ahora separala en dos columnas, cuales creencias te limitan y cuales te están dando posibilidad.
 
Me llegan muchos mensajes de que leyeron muchos libros, vieron muchos videos y hasta hicieron muchos cursos pero no logran realizar una transformación, el asunto es que hay muchos paradigmas que tenemos tan arraigados que no los podemos ver y nos hacen juegos para que no  los veamos. Es como el agua para el pez, no la reconoce estando dentro.
 
En el ultimo curso que realice con Tony Robbins, CITA CON EL DESTINO, el nos lo dice claro: podés gastar 5000 dolares en este curso todos los años, pero si luego no tenés un seguimiento, una guia, alguien en quien apoyarte, es como un esquiador en una pendiente, la fuerza de voluntad ira decayendo hasta que nuestros viejos paradigmas vuelvan a ganar.
 
Por eso es tan necesario tener un coach que te guie, oriente y muestre como romper con esas creencias y hábitos que tan arraigado tenemos.
 
Yo quiero mostrarte el camino para que arranques con esas cosas que podés trabajar, para que sepas que la solución esta en tu mente, en tu vos. El poder esta en vos.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

productividad y desarrollo personal Matias Gandolfo

Que los deseos del brindis del 31
esta vez se cumplan realmente!!!!
Transformalos en un plan de acción
para que se hagan realidad.